Áreas del hospital

En las salas de operaciones modernas, se llevan a cabo procedimientos quirúrgicos innovadores. Los hospitales a menudo hacen frente a retos en cuanto a coste y diseño, así como a la hora de decidir sobre la tecnología que se usará. Cuando el hospital ha determinado la tecnología y el concepto, sigue un proceso de planificación extenso. Los proyectistas se entrevistan con todas las partes que intervendrán en las tomas de decisiones y diseño, para saber cómo de grande será el quirófano, dónde estará, qué especialidades lo usarán, qué clase de procedimientos se llevarán a cabo y cuán a menudo, qué equipamiento es necesario instalar y donde se localizará dentro del quirófano.

Los proyectistas deben recibir información no solo de los cirujanos que llevarán a cabo los procedimientos, si no también deben considerar posibles escenarios en caso de que en el futuro otras especialidades necesiten hacer uso del espacio. Es siempre importante envolver a los ingenieros biomédicos (gestión y mantenimiento), departamento informático (conexión con el Sistema informático del hospital) y el director del quirófano (configuración del quirófano).

El quirófano es un entorno de trabajo dinámico en el que la efectividad de la colaboración entre el personal es esencial para los resultados quirúrgicos. En esa fase de alto riesgo, los descuidos durante el trabajo en equipo pueden derivar a accidentes médicos.